Guayacán (Caesalpinia paraguariensis)

Posee madera dura, inerme. Es de fino follaje, que cuando es nuevo, tiene una tonalidad rojiza, oxida, y le da un color interesante a su copa.

Requiere pleno sol, riego moderado y crece bien en lugares de alta temperatura. Su madera es de muy buena calidad, es dura, pesada y resistente a la intemperie.

Es de crecimiento lento, pero vale la pena esperarlo porque es un árbol de una gran belleza.

 

Se halla endémico de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay

 

Alcanza de 5 a 25 m de altura y 1 metro de diámetro, con un tronco relativamente corto (2 a 8 m), con corteza delgada (2 a 3 cm de espesor) constituida de escamas pardo verdoso oscuro, que se despega y cae en trozos dejando manchas irregulares gris claras a verde claras.

 

Copa amplia, rala, y follaje solo en el extremo de las ramas.

 

 

 

 

 

 

Nombre científico o latino
Caesalpinia paraguariensis
Nombre común o vulgar
Guayacán
Sinónimos
  Ivirá – verá (en guaraní) Quiere decir árbol que brilla.
Familia
 Fabáceas.
Origen
 Brasil, Bolivia, Paraguay y norte de Argentina.